Control y gestión de finanzas

¿Cómo armar un presupuesto mensual para mi negocio?

¿Llegas al final del mes sin plata en el negocio? Hay una única solución: comenzar a ordenar tus cuentas. En este blog, te cuento cómo armar un presupuesto mensual simple para que puedas conocer tu rentabilidad, no gastar de más y cumplir tus objetivos.

Por:
Daniela Aldana Valencia
|
September 2022

¿Te ha pasado que llegas a fin de mes y no tienes nada en tu bolsillo? ¿O quizá no ves las ganancias de tu negocio? No estás solo, ¡incluso a nosotros nos pasa! Pero en el camino hemos visto lo importante que es contar con un presupuesto que nos ayude a controlarnos mejor, y así llegar con algo de plata al final del mes.

¿Cómo armar tu presupuesto mensual?

Para armar tu presupuesto debes tener en cuenta los siguientes pasos:

Paso 1

Primero, mira todo lo que vendiste y el valor de todo lo que gastaste los meses pasados. Analiza los números y los comportamientos que más se parezcan: por ejemplo, si tu gasto más grande fue en suministros o decoraciones, si las ventas están bajando, subiendo o se mantienen semana a semana o mes a mes.

Si no recuerdas la información, te recomiendo que empieces a organizarla cuanto antes (esta herramienta es gratuita y súper fácil de usar).

Paso 2

Ahora que ya sabes cómo te fue en los meses anteriores, es hora de definir los objetivos que quieres lograr con tu negocio en los próximo meses. Por ejemplo:

  • Aumentar tus ventas.
  • Lograr que algunos clientes te vuelvan a comprar. 
  • Conseguir más seguidores en las redes.

Al final, serán estos objetivos los que guiarán tu presupuesto.

Paso 3

En este paso intentarás calcular un aproximado de las ventas que tendrás el próximo mes. Hacer este cálculo puede ser un poco complejo, pero es importante ser realista y tener en cuenta lo que encontraste en los pasos anteriores.

Te voy a dar un ejemplo: imagina que en los últimos meses vendiste en promedio $1.200.000 por mes, y el objetivo que quieres alcanzar para dentro de seis meses es el doble, es decir, $2.400.000. ¡Ese número suena súper grande! Pero… ¿qué tal si lo partimos en pequeños pedazos?

Si creces tus ventas en $200.000 adicionales cada mes (es decir: ventas totales por $1.400.000 el próximo mes, $1.600.000 el siguiente, y etcétera), la meta que parecía imposible se vuelve más fácil de alcanzar.

Paso 4

Muchas veces pensamos que vender más significa más rentabilidad, pero si no eres consciente de tus gastos, probablemente puedes hasta llegar a perder dinero.

En el cuarto paso, vas a definir tus gastos fijos y variables. Los gastos fijos son los que no cambian mes a mes, como por ejemplo un arrendamiento (renta o alquiler), mientras que los variables son los que se modifican según la cantidad que vendes, los insumos necesarios, la logística requerida, entre otros.

Paso 5

Ahora combinamos la información del paso 3 y 4 para que puedas ver si las ventas que esperas tener menos los gastos proyectados te dejarán una porción de ganancias o rentabilidad.

Siguiendo estos pasos seguro vas a llegar a fin de mes con más ganancias que los meses anteriores, o al menos, siendo más consciente sobre lo que se debe mejorar en cuanto objetivos de venta o gastos. Recuerdo que un presupuesto siempre nos ayudará a controlarnos mejor y llegar con algo de plata al final del mes.

Daniela Aldana Valencia

CEO & Co-founder

Las finanzas, la tecnología y el emprendimiento son los grandes propulsores del desarrollo, así que decidí enfocarme en estos temas, ya que estoy convencida de que nacimos para ser agentes de cambio y dejar un impacto positivo en la sociedad.

Conectemos: LinkedIn

También te recomendamos: